Hojas tropicales

S  O  C  I  E  D  A  D 

WhatsApp Image 2021-09-06 at 6_edited.png

 

Por Víctor Andrés Córdoba Moreno

 

El fenómeno del cambio climático es recurrente en la historia de la humanidad, se ha venido presentando desde tiempos inmemoriales, y es el mismo al que aducimos extinción masivas, inundaciones y cataclismos entre otros; este fenómeno se ha dado de forma gradual o abrupta, causado por agentes endógenos y exógenos

                                                                                    Leer más...

Cambio climático y enfoque diferencial

En el ciclo presente todo indica que el fenómeno de cambio climático obedece a causas antropogénicas, es decir que es consecuencia de la acción del Hombre, a partir de su capacidad de transformación del paisaje y los modelos de desarrollo que ha adoptado a través de la historia, razón por la cual corresponde estudiar los factores étnicos y territoriales que inciden en que las responsabilidades de los grupos humanos sean diferentes no solo en cuanto al fenómeno presente, sino también frente a las posibles soluciones que debemos construir.

Sabemos que el clima está dado por las condiciones meteorológicas que caracterizan a un lugar determinado, obtenidas a partir de estadísticas a largo plazo de los elementos meteorológicos básicos: temperatura, presión atmosférica,  viento, humedad y precipitación. Aunque el clima está referido a lugares y condiciones específicas, el cambio climático está referido a un fenómeno global de alteración del clima en general. 

 

Es claro que el clima global no ha sido estable, puesto que desde que tenemos conocimiento en las diferentes eras geológicas y periodos de la historia y prehistoria muchas regiones han pasado por épocas frías, cálidas, secas y lluviosas que han obligado a la humanidad y en general a los seres vivos a adaptarse a las nuevas circunstancias para sobrevivir en el medio o migrar a otras regiones en la búsqueda de mejores condiciones de vida.

En cuanto al papel de la gente en la profundización o prevención del cambio climático, es claro que la cultura incide tanto en el modelo de desarrollo como en la actitud de los grupos humanos frente a estas temáticas; Por lo que a pesar de  haber existido desde siempre, diversidad de grupos étnicos en Colombia, ni los pueblos indígenas ni los afrocolombianos han tenido mayor incidencia en los modelos adoptados.

Antes bien, su cultura ancestral está en connivencia con la preservación del medioambiente y el equilibrio de la naturaleza, a más de ello, el bajo nivel de poblamiento en las regiones rurales ocupadas contribuye a la preservación del paisaje y el clima, de manera que la naturaleza se recupere naturalmente sin mayores problemas. 

La población Afrodescendiente en el mundo, es una categoría reconocida por la UNESCO, como un grupo étnico con diversidad de particularidades, que surge a partir de la diáspora Africana de los siglos XV, XVI, XVII, XVIII y XIX; que tuvo su origen en la trata transatlántica y que mantienen nexos con las culturas originarias, que para efectos de esta exposición consideramos están por el orden de 400 millones, siendo América el continente donde se ubica la mayor parte de los mismos con más de 200 millones en la actualidad. 

Si sumamos africanos y Afrodescendientes estaremos hablando de aproximadamente 1.500 millones de habitantes, algo así como el 20% del total de los habitantes del planeta. En Colombia estamos hablando actualmente de unos 4.7 millones de afrodescendientes de los cuales en Antioquia habitan unos setecientos mil y en Medellín, más de trescientos mil. 

 

Este grupo significativo de ciudadanos puede ser una comunidad que coadyuve en la implementación de políticas públicas de prevención del cambio climático si se articulan las políticas de diferenciación positiva que parten del artículo 13 de la Constitución, el Convenio 169 de la OIT y la Ley 70 de 1993, que ordena a los funcionarios públicos desarrollar políticas, planes y programas de manera diferencial con cada uno de los grupos de características especiales o que se encuentren en condiciones de inferioridad manifiesta, bien sea por desatención del estado o por la exclusión por motivos étnicos, raciales o xenofobia.

De otro lado, la cultura ancestral de los afrocolombianos que los ubica principalmente en la región Pacífico y la región Caribe además de la región insular de San Andrés, Providencia, y Santa Catalina, así como núcleos importantes en las grandes ciudades del país, tiene mucho que ofrecer desde la práctica cotidiana y los saberes ancestrales, a una sociedad consumista que cada día genera mayores residuos de todo tipo que  profundizan el calentamiento global y que hacen insostenible nuestro modelo de desarrollo.

 

La región del Pacifico o Chocó biogeográfico, habitada mayoritariamente por comunidades negras o indígenas, en una región que debe ser desarrollada a partir de enfoques diferenciales que posibiliten la conservación de ecosistemas frágiles, de la misma manera que otras regiones como la Orinoquia y la Amazonia pueden generar condiciones importantes de sostenibilidad ambiental en contraposición a los grandes conglomerados urbanos que generan los efectos más nocivos en cuanto al cambio climático en  nuestro país.

 

En ciudades como Medellín, donde la transformación del paisaje ha sido tan profunda y con un grado de afectación que genera grandes riesgos para sus habitantes, por fenómenos climáticos como temporadas de lluvias, creciente de ríos y quebradas, derrumbes en las laderas y baja calidad del aire entre otros, se hace necesario articular diversas políticas para la preservación de la gente y el medio ambiente, de manera que la calidad de la vida pueda mejorar en todos los estratos socioeconómicos. 

Así también, si evaluamos el mapa de riesgos del departamento de Antioquia, profundizado por efectos del cambio climático, podemos detectar subregiones como Urabá y el Bajo Cauca, con gran concentración de población afrodescendientes que viene siendo afectada por los cambios producidos y que puede contribuir de manera decisiva en la preservación y conservación del medio ambiente a partir una colaboración recíproca entre diversos actores sociales.

 

Los compromisos de Colombia como país biodiverso,  frente al cambio climático, pasan por la revisión de su modelo de desarrollo, evaluación de las causas de los profundos cambios en el clima a nivel nacional y la prevención de las afectaciones a su gente por los fenómenos producidos a raíz de dichos cambios, tales como variación y profundización de los periodos de lluvias, sequías, profundos cambios del paisaje, profundización del hambre, y enfermedades en sus habitantes y afección a la flora y la fauna con efectos inmediatos en la supervivencia de la gente.

El papel de los grupos étnicos afrocolombianos e indígenas como factores determinantes en una política agresiva de contención del cambio climático en Colombia, pasa por cambios profundos en la conservación de los ecosistemas habitados por dichas comunidades, garantizando los elementos básicos para corregir los daños causados por políticas equivocadas de aprovechamiento de los recursos renovables y no renovables, a la vez que la posibilidad de adoptar modelos de desarrollo ambientalmente sostenibles, dando mayor relevancia a las economías autónomas de los grupos étnicos y articularlas con políticas de potencialización de los factores de desarrollo sostenible que  generen mayor autonomía al país y menor afección a nuestro medio ambiente.

Colombia como país poco industrializado y de vocación agraria, corrigiendo algunas prácticas de producción agropecuaria y los hábitos de consumo, puede lograr un mayor equilibrio cambiando la mirada de las grandes economías capitalistas hacia sus grupos étnicos y modelos de desarrollo amigables, para potencializarlos y lograr un modelos sostenible y amigable con nuestro medio ambiente, que es nuestra mayor riqueza.
 

Amistad
B.png
C.png

El Medio afro de Antioquia